Foto de Héroes Anónimos Embutidos España

Embutidos España dona el 10% de la venta de los lotes solidarios a FESBAL

Queda atrás un año donde ha quedado patente que las empresas son capaces de asumir y ejecutar una responsabilidad adicional a través de su faceta más social. Por ello, la crisis sanitaria actual ha servido para consolidar la responsabilidad social corporativa de las empresas como una prioridad en la estrategia de las organizaciones.

Precisamente por ello, Embutidos España, fiel a su compromiso con la sociedad, ha concluido un ejercicio en el que la contribución a la sociedad a través de la ayuda a los ciudadanos ha sido una de sus principales áreas de actuación social.

La acción “Héroes Anónimos”, puesta en marcha las pasadas Navidades con el ánimo de homenajear a personas que desinteresadamente han contribuido a ayudar a la sociedad en los tiempos más duros de la COVID-19, superó con creces los objetivos marcados por la compañía.

Más de 750 “héroes” fueron reconocidos en toda España por sus allegados y familiares. Esta acción consistía en la entrega a modo de regalo de un pack de Embutidos España a estas personas a propuesta de familiares, amigos o compañeros que consideraban que su labor durante este año merecía un reconocimiento. Además de los packs que regaló la empresa se puso a disposición en la tienda online de quienes quisieran comprarlo y el 10% de los beneficios de las ventas que se generaron han sido donados a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), alcanzando un total de 1.000 euros.

“Nos ha hecho realmente felices ver la respuesta de las personas a esta iniciativa. Verdaderamente la pandemia ha mostrado lo mejor de nosotros mismos hacia la sociedad en general, y para Embutidos España es muy gratificante contribuir con este reconocimiento a todos aquellos que se sacrifican por otros en estos tiempos tan complicados”, ha manifestado Miguel Ángel España, gerente de Embutidos España.

El éxito de esta campaña ha resultado ser una de las principales palancas de empuje para que Embutidos España refuerce a nivel global su estrategia de RSC, integrándola en sus objetivos empresariales para 2021.

Nuevos proyectos sostenibles en su fábrica de ToledoAdemás, la empresa toledana de embutidos y jamones avanza en su plan de actuación para desarrollar sus procesos de producción y comercialización de manera cada vez más respetuosa con el medio ambiente, atendiendo de manera directa a la preocupación del consumidor por el cambio climático y, consecuentemente, a todo lo que rodea a la producción de alimentos, priorizando también la colaboración con proveedores que a su vez tengan implantadas medidas de responsabilidad social y medioambiental.

Además de ir progresivamente sustituyendo la energía procedente de fuentes no renovables, Embutidos España trabaja para reducir su consumo energético con la implementación de nuevas medidas orientadas a mejorar la eficiencia de los procesos en cada una de las fases del proceso de fabricación.

Con este cambio en su política energética, Embutidos España pretende reforzar su estrategia medioambiental y contribuir al Objetivo de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas número 7, “Energía asequible y no contaminante”.

Embutidos España trabaja ya en la selección de sus proveedores de materia prima, optando por trabajar siempre que se pueda con productores locales con el ánimo de incentivar la filosofía “kilómetro cero”, pero además está desarrollando un sistema de gestión eficiente de los residuos y pretende incorporar de ahora en adelante maquinaria más eficiente, lo cual son algunas de las medidas que le permitirán elaborar sus productos cada día de forma más sostenible.

En definitiva, un conjunto de acciones con las que Embutidos España pretende continuar a la vanguardia en todos sus procesos y acciones con el único objetivo de seguir ofreciendo a sus clientes productos de la más alta calidad protegiendo el medio ambiente.