Lemotbulle recomienda ‘vacunarse’ contra el desconsuelo leyendo una poesía al día

El 21 de marzo se celebra el Día Internacional de la poesía. Ante esa efeméride, Lemotbulle, una fábrica de dosis poéticas con efectos terapéuticos probados, te propone un remedio para los males del corazón. Esta empresa artesana de artefactos poéticos, fundada por la poeta colombiana Valentina Lara, lleva siete años convirtiendo una selecta lista de los mejores textos líricos en dosis exquisitas sin efectos secundarios con las que combatir periodos de desconsuelo, melancolía o desconexión de un mundo que sigue conservando un enorme potencial cotidiano de belleza y armonía.

Trasladar la emoción que contiene cada poema y hacerlo cercano y real en la vida cotidiana de las personas es la tarea con la que se enfrenta a diario Lemotbulle, ‘la palabra burbuja’ en francés, desde su fundación, en el año 2014.

Las opciones son variadas y llenas de creatividad. En el obrador de Lemotbulle se preparan a diario conservas poéticas envasadas en tarros de cristal de bella factura. Estos frascos contienen remedios diurnos y nocturnos, puro amor, o dosis para hermanas, entre otros remedios. Cada uno ampara 30 micropoemas, presentados como dosis de inspiración poética, que se presentan impresos en papeles de vivos colores.

Las ‘dosis de inspiración’, recetadas preferiblemente para una toma matinal recomendada con la luz y el calor de los rayos del sol, se pueden compartir, regalar o reutilizar tantas veces como se desee. Más de 95.000 dosis de poesía curativa han sido distribuidas hasta la fecha, a través de sus correspondientes ceremonias de curación poética, en España, Colombia, Francia, Estados Unidos y Portugal. Los poemas se pueden hallar, también en su versión traducida al inglés y al portugués.

Web: www.lemotbulle.com

Instagram: www.instagram.com/lemotbulle

Facebook:www.facebook.com/Lemotbulle

Dossier de prensa